UN CASO POR RESOLVER (Magazine criminal. Vol. 1), ya está disponible en Amazon


Hoy sale a la venta UN CASO POR RESOLVER, el volumen 1 de la serie negra MAGAZINE CRIMINAL.

Podéis leer un extracto del libro haciendo clic en este ENLACE

Sinopsis:
Inspirada en las revistas americanas de género negro de principios del siglo XX,Magazine criminalpresenta una colección de historias «aparentemente» independientes entre sí que, como si se tratara de las piezas de un puzle, forman parte de una trama general que las envuelve a todas. Suspense, violencia, personajes complejos y crítica social son algunos de los ingredientes clásicos que, entre subgéneros y variadas voces narrativas, entrelazan sus diversos argumentos hasta tejer una estremecedora novela coral.
El Volumen 1incluye los siguientes títulos:
1- Un caso por resolver. Un importante empresario de la costa es hallado muerto en su domicilio pocas horas después de haber sido encontrado otro cadáver sin identificar en un acantilado. El doble crimen, unido al robo de unos diamantes, obligará a la inspectora encargada del caso a sumergirse en un mundo de corrupción política, traiciones y mentiras para capturar al culpable.
2- En la encrucijada. Novela corta que relata los últimos días de una banda de atracadores cuyo destino se complica tras el homicidio de un policía corrupto. Su única vía de escape pasa por dar un golpe que les permita desaparecer. Lo que no sospechan es que todos sus pasos están siendo dirigidos por un personaje que los maneja a su antojo desde las sombras y que los está conduciendo hacia una trampa mortal.
3- Todos los caminos conducen al infierno. Relato en el que el lector se pone en la piel del protagonista, un hombre que se ha visto extorsionado por un desconocido y que se presenta con dos millones de euros a la puerta de la habitación de un motel para hacer frente al chantaje. El momento final se acerca, pero un interrogante lo atormenta: ¿Acabará aquí su pesadilla?

Entrevista a J. D. Lisbona en el programa La Voz de César Vidal


El periodista e historiador César Vidal ha invitado a su programa La Voz a J. D. Lisbona para hablar de La trama de la telaraña en su sección Candilejas, teatro y espectáculo que se emite los viernes por la noche.

Podéis escuchar la entrevista completa en el siguiente enlace: LA VOZ CON J. D. LISBONA

MAGAZINE CRIMINAL, la serie negra de J. D. Lisbona para 2018


Por Rita Bonet.

Año y medio después de la publicación de su última novela, La trama de la telaraña, el autor habla de su nuevo proyecto: una serie negra compuesta por tres volúmenes (en principio) cuya primera entrega verá la luz en verano de 2018. Intriga, violencia, crítica social y personajes complejos cargados de secretos, son los ingredientes clásicos del género que, en Magazine criminal, se combinan para ofrecer una propuesta poco usual a los amantes del thriller y de la novela negra.

P: ¿Qué es Magazine criminal?
R: Es una serie inspirada en las revistas que aparecieron en Estados Unidos a principios del siglo XX, que publicaban relatos de género negro. A ellas hace alusión el título y pretende que cada novela se asemeje a un magazine, ofreciendo en cada número una colección de historias «aparentemente» independientes entre sí que, aunque permiten ser leídas de manera aleatoria, en conjunto crean una única trama coral que las envuelve a todas.
P: ¿Cómo surge la idea de escribir una serie?
R: Nunca me había planteado un proyecto así hasta ahora, y creo que era el momento. Las series están en auge, tanto en el mundo audiovisual como en el literario. Pero lo que tenía claro es que no quería hacer algo al uso. Me refiero a que no quería trilogías o tetralogías, ni crear un personaje y llevarlo novela tras novela resolviendo crímenes. Podía haberlo hecho con La trama de la telaraña y haber seguido las andaduras de Héctor Selman, pero buscaba algo diferente; algo que pudiera entretener al público y, a la vez, desmarcarse de cualquiera de esas ideas. Quería ofrecer mi propio concepto de serie. El objetivo es que el público tenga la sensación de estar ante un producto diferente y atractivo.
P: De modo que cada novela contará con varias historias protagonizadas por personajes distintos, como si fuera una colección de relatos. Pero no se trata de eso exactamente, ¿no es así?
R: No. No es una compilación de relatos, aunque, aparentemente, busque dar esa imagen. Pero es que todo lo que rodea a la serie habría que matizarlo con ese «Aparentemente». Para mí, la estructura de las novelas tiene gran importancia. No solo el contenido. Siempre que escribo me gusta hacerle un guiño a los lectores; hacerlos partícipes de algo más que el simple hecho de leer una historia. Por eso considero la estructura como parte activa de lo que quiero contar. En Magazine criminal hay diversas tramas y personajes, subgéneros y voces narrativas que buscan crear la sensación de estar disfrutando de varias novelas en una sola. Sus historias independientes forman parte de una más grande (como si se tratara de piezas de un puzle) que se va construyendo a medida que el lector las va leyendo. Y, como aliciente, se ofrece a este la posibilidad de elegir el orden de lectura de las historias, aunque se le recomienda un índice que lo guiará por el camino que le depare mayores sorpresas, ya que esto será determinante para la experiencia que le proporcione el libro. Quiero que sea una serie para disfrutar, no para leer en diagonal. Si la lees en diagonal, perderás su esencia. Así que, en realidad, no todas las historias ni todos los volúmenes son tan independientes entre sí como aparentan. Eso es parte del juego.
P: ¿Ese guiño a la literatura «Pulp» se restringe a la estructura de la serie o también se refleja en los contenidos?
R: He intentado hacer una serie apta para todos los públicos (mayores de edad, evidentemente), no para los adeptos a la cultura «Pulp». Trato de llevarlo a una línea más convencional a la que pueda acceder cualquier aficionado al thriller o al noir. Pero sí es cierto que, por primera vez, utilizo mecanismos de narración más explícitos que los que he usado en anteriores trabajos, sobre todo en lo referente a la violencia y al sexo. Creo que esa es una seña de identidad del «Pulp», y quería que estuviera presente.
P: Para ir abriendo boca, ¿qué vamos a encontrar en el Volumen 1?
R: El primer libro está compuesto por tres historias. La que da nombre al Volumen, Un caso por resolver, es una novela completa, presentada en tres entregas, que narra la investigación de un doble crimen por parte de una inspectora que se verá obligada a sumergirse en un mundo de corrupción política, traiciones y mentiras para capturar al culpable. De fondo nos encontramos con la crisis económica y lo que esta ha supuesto para la sociedad en estos últimos años. La segunda historia lleva por título En la encrucijada, y es una novela corta que relata los últimos días de una banda de atracadores cuyo destino se complica tras el homicidio de un policía corrupto. Y, por último, un relato titulado Todos los caminos conducen al infierno, en el que invito al lector a ponerse en la piel del protagonista, un hombre extorsionado por un desconocido que se presenta con dos millones de euros a la puerta de la habitación de un motel para hacer frente al chantaje. Y hasta aquí quiero (y creo que debo) leer.
P: ¿Cuántos volúmenes tiene previsto escribir?
R: En principio, tres. Es suficiente para ver cómo funciona. Son tres números que, además, guardan cierta relación entre sí, bien por temática, bien por personajes. Pero, como he dicho, esta serie permitiría un número indefinido de entregas. De todas formas, no es algo que tenga intención de hacer. Creo que es un proyecto que debería quedarse en esos tres volúmenes.

Con este aperitivo, solo queda esperar la llegada del primero en verano del año próximo: Magazine criminal, Volumen 1. Su título: Un caso por resolver.

LA TRAMA DE LA TELARAÑA, comentada y recomendada en Onda Cero

J. D. Lisbona sitúa La trama de la telaraña (Pàmies) en los meses de septiembre y octubre de 1985. Comienza con el hallazgo del cuerpo de una joven en el parque de El Pardo y recorre las circunstancias que rodearon la investigación.

La policía estaba en plena transformación desde el franquismo hacia un cuerpo moderno y homologable. Había tensiones entre la nueva dirección política socialista y una parte significativa –por su poder– del cuerpo.

Lisbona se inspira en casos reales a los que ha dado muy bien la vuelta. Mezcla la narración en tercera persona, centrada en un antiguo policía reconvertido en detective, y diversos interrogatorios de asuntos internos.

Nos sumerge en la época, en su música, en su cultura… en sus bebidas: el Kas limón era el rey de las mezclas. ¿Se acuerdan? Y recrea las tensiones políticas y sociales en muchos ámbitos de nuestra vida pública.

Por sus páginas desfilan elementos muy inquietantes: la connivencia entre grupos criminales y determinados poderes económicos y políticos tardofranquistas, el uso de los resortes del Estado como arma política, la corrupción que empezaba –o continuaba– a pudrirlo todo. La dureza con la que retrata las redes de prostitución –esa telaraña a la que hace referencia el título– y el destino de las muchachas que caen en ellas es, como poco, desasosegante.

El ritmo es implacable y los dos planos narrativos, el puramente literario y el –digamos– burocrático están perfectamente engarzados y hacen que la trama avance con interés. Por otro lado, algunos diálogos y descripciones me han parecido excesivamente explicativos y la abundancia de personajes entorpecen un tanto la resolución de la historia. 

En todo caso, es una lectura divertida y evocadora, un relato negro que cumple de sobras con su misión: mantener atrapado al lector con una historia dura y sin concesiones a la nostalgia.


Nueva portada para el 10º aniversario de LA REDENCIÓN DE LOS ÁNGELES CAÍDOS


En 2007, La redención de los ángeles caídos salió publicada por la editorial Jirones de Azul. Descatalogada en papel y disponible en formato electrónico hasta el momento, este año se cumple su 10º aniversario y queremos celebrarlo con una nueva edición impresa, que saldrá a la venta en los próximos meses, y un ligero cambio de imagen.

Revista Calibre .38: Reseña de “La trama de la telaraña”, de J. D. Lisbona




la-trama-de-la-telarana_pequena_-pamies-oficialSergio Torrijos Martínez
Elegí la novela para reseñarla por la fecha en la que estaba ambientada, década de los 80 en Madrid. Imaginaba que la novela se internaría en aquello llamado “la movida madrileña” y que no fue otra cosa que una locura colectiva. Soy madrileño y viví esas fechas con la intensidad que ofrece la juventud y recordar todo aquello, a modo abuelo cebolleta, poseía unos atractivos de los que era complicado librarse. Me imaginaba la ambientación absolutamente tremenda, en sitios como La Vía Lactea o el Hotel California o en mil pasajes más que casi se han perdido, por cierto que nadie eche de menos el Pentaporque yo estuve y era de lo peorcito en el sentido más hortera de la palabra. Lo digo para los nostálgicos que siempre achacan a ese garito las grandes creaciones de época. Malasaña, un barrio recuperado gracias a la movida, era un jolgorio enorme, divertido, estrambótico, politoxicómano, desenfadado y terriblemente alocado. Pero no, la novela no tiraba por ahí y creo que algunos lo lamentaremos amargamente.
He de reconocer que no tardé en darme cuenta de que la cosa no iba por donde yo había imaginado, pero he de reconocer igualmente que a cambio dejaba otras cosas también muy interesantes. Madrid es un decorado nada más, no un elemento más de la trama, pero la trama sí que tenía mucha miga. Por lo pronto todo el entramado de la novela está presentado con mucha gracia, con un feedbackcontinuo que le sienta bien, la organización de todo lo que se cuenta ayuda a despertar el interés del lector porque como el propio título indica parece una telaraña bien tupida.
Se inicia la novela con una confesión y, en medio, un crimen brutal que se deberá esclarecer. El protagonista es Héctor Selman, un alma descarriada que intentará desentrañar el supuesto suicidio de un empresario y que colisionará con el primer asesinato que se menciona.
Héctor Selman vive en penumbra, con un carácter complejo y de difícil clasificación, para algunos sería un pobre hombre, para otros un golfo irredento y un hombre sanguíneo, con un carácter confuso y por asentarse, con demasiadas oscuridades en su biografía y con una inestabilidad preocupante. Es así un peón que, bien movido, puede ofrecer múltiples posibilidades a otros jugadores con mayor visión del tablero. A su lado, el comisario Silveira, que da más miedo que los delincuentes, uno de los personajes más carnosos y tersos de la obra, sin duda el mayor factótum de todo el entramado de ficción.
El mérito de la novela, aparte de la estupenda estructura que nos presenta, está en intuir, casi nunca se sabe, que nadie es honesto y que los intereses que no vemos tienen mayor peso que las propias decisiones de los protagonistas. Por debajo, por un lado, por atrás existe la sensación de que un poder mayor y más grande está presente y tiene recursos para torcer el brazo a todos los implicados. Eso está francamente bien mostrado, tanto que recuerda a novelas clásicas del género negro y que no es preciso ni citar.
La prosa es dinámica, acorde al ritmo de los personajes y que hacen de la lectura algo adictivo. Más aún cuando la historia se nos va mostrando a pedacitos que el lector debe ir juntando a modo de puzle para así poder atisbar la realidad global de lo que nos quieren contar.
La lectura ha sido entretenida, intensa, intentando adivinar el siguiente paso de los protagonistas y que continuamente el autor consigue sorprendernos. He disfrutado mucho con la novela, más aún conforme avanzaba la lectura, dejando para el final una sorpresa importante. Personalmente me apunto el nombre del autor para próximas entregas, que estoy casi seguro se van a suceder: me ha parecido que ha manejado la trama y los personajes con sapiencia y cuando esto ocurre el lector disfruta.